La  Inseminación artificial  puede ser  intracervical o intrauterina

Las   personas  del  mismo  sexo  que  quieran  ser  padres  pueden   recurrir  a la  búsqueda  de  este   apoyo  de  acudir a un especialista  quien  los  orientara. Es importante señalar que la  Inseminación artificial  puede ser  intracervical o intrauterina según el lugar  donde  se  deposite  el  semen.  Las  tasas  de  embarazos  son  muy  significantes  mayores  con  la  inseminación  intrauterina  que  con  la  inseminación  intracervical.

La  muestra  del  semen  se  obtiene  por  masturbación   el  mismo  día  en  que  se  va  a realizar  la  inseminación. Es recomendable  que  el  hombre   este  en  abstinencia  sexual  de al menos 5 días con  el  objetivo  de  maximizar  la  calidad  de  la  muestra   y  la  calidad  de  los  espermatozoides.  El  semen  se  descongela  el  mismo  día  de  la  inseminación, previa  asignación  del  donante  según  las  características  fenotípicas  de  las  parejas.

El depósito de los espermatozoides de manera no natural en el aparato reproductor de la mujer se realiza con el fin de conseguir un embarazo. Entre las Características  de  la  Inseminación Artificial  tenemos en  esencia  su  técnica  sencilla,  poca  invasiva que  consiste  en  administrar  tratamiento  hormonal  a  la mujer para  lograr  el  desarrollo  de uno  o  mas  óvulos  y  tras  los  preparativo  del  semen  en  el  laboratorio.

Se deben implantar los  espermatozoides  con  mejor  movilidad  en  el  interior  del  útero, en los  días  más  cercanos  a  la  ovulación.  En  ocasiones  excepcionales  ni  si  quiera  es  necesario  dosificación  alguna. Y se puede  realizar  la  Inseminación Artificial  aprovechando  el  ciclo  menstrual  natural  de  la  mujer.

Pueden  provenir  de  la  pareja  o  de  un  donante  anónimo  cuando  el  esperma  del  primero  no  permita  su  utilización.  La  selección  es  rigurosa  y  exhaustiva , existe  un  control  total  de  todo el  procedimiento. Observación  de  calidad  para  impedir  elegir  aquellos  espermatozoides  que  estén  muertos,  que  no  se  muevan  o  que  sean  muy  lentos, por  lo  que  puede  ser  posible    desarrollar  el  riesgo   de  que  el  feto  presente  malformaciones.

Alteraciones  genéticas  o  enfermedades.   La  estimulación    sistemática  de  los  ovarios  de  la  mujer  permite  producir  un  mayor  número  de  óvulos  y  así  tener  más  posibilidad  de  reproducirlos, Entre las  diferencias  con  la  fecundación  in vitro, linseminación  artificial    es  una  técnica   sencilla  que  se  realiza  en  parejas  con  problemas  de  fertilidad  muy  concretos mientras que  La  fecundación  in  vitro  es  una  técnica  totalmente  diferente.

Los  gametos  se  realizan  en  el  laboratorio  de  reproducción mientras se  observa  durante  varios  días  el  comportamiento  de  estos  embriones para avistar cambios; si estos no presentan inconvenientes, se introducen en  el  interior  del  útero  de  la  mujer  que  ha  sido   preparada  estimulando  su  ovulación.

La  Fertilización  in vitroconsiste  en  la  extracción  de  los  óvulos  de  la  mujer  para  ser  fertilizados  en  el  laboratorio  y  la  introducción  posterior  de  los  embriones  obtenidos  en   el  interior  de  su  útero. En la Inseminación artificial la  fecundación  ocurre  en  la  unión  del  óvulo  y  el  espermatozoide  en vivo  en  el  interior  de  la  mujer,  concretamente  en  la  trompa  y  en  la  Fertilización  in  vitro  sucede  el  in  vitro  fuera  de  la  mujer,  realizándose en  el  laboratorio.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin