Los nativos de la grecia antigua no llevaban casi nunca broches

Desde el comienzo de la historia los aretes, relojes, pulseras, gargantillas, etc. se han hecho tanto para los hombres como para las féminas, en la mayoría de los continentes. Han sido fundamentalmente un instrumento de decoración y también han servido para realzar la belleza de las personas.

Los primeros conjuntos de dos piezas, una de las cuales encaja en la otra, brazaletes, pulseras, etc. proceden de El continente africano, en concreto en el período de la vida de la humanidad anterior a todo documento escrito.

Hace aproximadamente 7.000 años se presentaron las primeras piezas de gemelos iniciales de un mineral con tonalidades brillantes y de color rojizo.

En la época de los egipcios las pulseras, gargantillas, sortijas, exclavas, etc. representaban un bienestar económico e incluso se guardaban por orden de los sacerdotes.

Los nativos de la grecia antigua no llevaban casi nunca broches, alianzas, esclavas, pendientes, etc. y cuando decidían hacerlo era para acontecimientos especiales. Se utilizaban para hacer un regalo y sin duda las señoras se las ponían para revelar su fortuna y estar más elegantes.

Cuando los romanos dominaron europa, se inició un cambio en la joyería. La pieza de gemelos personalizados que se puso más de moda llegó a ser el prendedor, así lucían más las prendas. Emplearon bastantes materiales para fabricar joyas, ya que disponían de muchos recursos en todos los países. Diseñaban collares, cierres, brazaletes y pendientes. Incluso diseñaron adornos que cuelgan de una joya, como por ejemplo de un broche, pendiente o collar y podían meter dentro perfume. Las señoritas lucían esclavas, gargantillas, prendedores, aretes, sortijas, etc., mientras que los hombres lucían alianzas.

Durante el periodo de vuelta a los valores de la cultura grecolatina y a la contemplación libre de la naturaleza y la época en la que exploró Colón, Vasco de Gama, Pedro Alvarez Cabral, Juan Sebastián Elcano, etc. hiceron que la joyería en Europa tuviera un gran avance.

En el reinado del militar napoleón bonaparte. Los entendidos en joyería empezaron a fabricar adornos que se llevaban prendidos en la ropa, gargantillas, esclavas, alianzas, aros y tocados guardando una armonía.

Los cambios económicos, sociológicos y políticos y asimismo el paso a una economía industrializada, urbana y mecanizada propiciaron que aflorará una clase social con un nivel socioeconómico medio que podía adquirir joyas.

Actualmente las nuevas maquinarias además de la utilización del bronce, cobalto, estaño, aluminio, hierro, etc. han hecho que se haya innovado mucho con las joyas, y además con buenos precios.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn